¿Por qué lo llaman amor… cuando quieren decir obsesión?

16 10 2008

El concepto del amante apasionado, hombre o mujer, que no es capaz de aceptar la ruptura y que hace lo imposible por mantener la relación con su ex pareja es bastante conocido. Sucede cuando inevitablemente uno de los miembros de la pareja, cansado por el desgaste de la relación, decide que ha llegado el momento de disolver el vínculo. En algunos casos, el otro miembro de la pareja puede verse aparentemente sorprendido por la ruptura. Intenta eludir la realidad, se engaña a sí mismo y no es capaz de aceptar que la relación ha terminado.

En muchos, no es el sentimiento amoroso el que mueve a preservar el vínculo, sino que el amor pasa a un plano secundario y entran en juego la dependencia y el apego. Esto suele ocurrirle a personas bastante dependientes y que además tienen una baja tolerancia a la frustración. Así, la persona obsesionada por su ex, por un lado, intenta que la vida siga igual; como si de esa manera pudiera conseguir cambiar la realidad, cuando lo que ocurre es que la está negando y se engaña a sí misma: llama amor a lo que en realidad es dependencia y apego.

En ocasiones, su obsesión les lleva a fraguar planes que tienen el cometido de mantenerse vinculados a la pareja, de un modo o de otro. Quizás al principio comienzan intentando generar situaciones sutiles, románticas, idílicas… Sin embargo, cuando se van dando cuenta de que su ex no está por la labor y de que no les sigue el juego, es capaz de urdir estrategias que demuestran su renuencia a aceptar la ruptura. Lo más trágico es que se niega a rehacer su vida y, por ende, intenta por todos los medios que su ex pareja tampoco la rehaga. Se han aferrado al pasado, a una quimera.

El colmo de los amores obsesivos se da cuando las dos personas contribuyen a crear la relación dependiente y obsesiva. En estos casos, la relación de la pareja suele ser enfermiza y destructiva, y ninguno de los dos miembros es capaz de cambiar la situación o de terminar la relación. Suelen ser relaciones patológicas y bastante tormentosas para ambos.

Un dramático film que mostró claramente cómo un amor puede convertirse en obsesivo es ‘Atracción fatal, con Michael Douglas y Glenn Close. Ahí se pueden ver algunos de los problemas que se derivan cuando una persona se obsesiona por otra.

¿Has conocido algún amor obsesivo? ¿Te ha tocado vivirlo a ti? ¿Cuál es tu experiencia al respecto? ¿Qué se puede hacer ante un amor obsesivo?

 
Por M. PÉREZ, J. J. BORRÁS Y X. ZUBIETA (SOITU.ES)

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: