El narco toca al DF y el Edomex

19 10 2008

Hacemos un recuento de una semana violenta marcada por la narcoviolencia vivienda en la capital del país y el Edomex, considerados (hasta hace poco) sitios alejados de la violencia del crimen organizado.

Balacera entre policias y delincuentes al sur del DF 15-10-08

Balacera entre policías y delincuentes al sur del DF 15-10-08

La violencia “oficial” a manos de elementos de corporaciones policíacas municipales, estatales y federales vinculadas con el crimen organizado y narcotráfico en Tijuana, Baja California, Chihuahua, Sinaloa, Tamaulipas, Guerrero y Michoacán, se veía como algo preocupante, pero “aún lejano” en el Estado de México y el Distrito Federal.

Sin embargo, esta semana la “percepción de inseguridad” que la SSPF, PGR, PGJEM y PGJDF buscan revertir se volvió a fragmentar. Y brotaron señales que dispararon el “preocupación”: la balacera en Tlalpan del miércoles y el esclarecimiento de la “Masacre en La Marquesa’‘, ocurrida el 12 de septiembre. Éste último hecho en la que participó un sólo verdugo con una sola arma, para dar el tiro de gracia a 24 supuestos “albañiles”.

Jesús Jiménez Granados, jefe general de la Policía Judicial de la ciudad de México, fue a quien enviaron para dar la cara, tuvo que reportar que Édgar Alfonso Hernández Meza, elemento de la Policía Judicial capitalina, y Jonatan Espino Cabrera, elemento de la Policía Federal, fueron quienes ofrecieron 100,000 pesos en efectivo a elementos de la SSP Sector Huipulco para que dejaran ir a cuatro personas que estaban dentro de un vehículo Mazda.

Pero, al ver que no lograron su cometido, se desató la balacera donde se accionaron armas de grueso calibre y se lanzaron granadas de fragmentación que no detonaron. (En el lugar donde cayeron abatidos Jonatan Irving Reyes Herrera y uno más que sigue en calidad de desconocido, además de lesionados Raúl Cisneros Baca o Francisco Javier Valdovinos e Hilario Rodríguez Casarrubias o José García Gutiérrez, así como dos elementos preventivos que están fuera de peligro.)

Durante el enfrentamiento, el presunto elemento de la Policía Federal aprovechó la ocasión para darse a la fuga mientras su cómplice capitalino sí fue detenido. Suceso que recordó que en el asesinato de Fernando Martí, también hubo policías judiciales y federales involucrados.

Pero el elemento detonante de la “preocupación” para defeños y mexiquenses fue que el abogado del estado de México, Alberto Bazbaz, reveló que Antonio Ramírez Cervantes, comandante de la policía municipal de Huixquilucan, ayudó a Raúl Villa Ortega, un seudoempresario de seguridad de Ecatepec, a secuestrar y trasladar al poblado “La Loma” del municipio de Ocoyotepec, para asesinar a sangre fría a 24 personas, algunas de ellas dedicados al narcomenudeo, al servicio de de los distribuidores del cártel de Sinaloa, que dirige Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Pero lo que puso los “pelos de punta” fue la afirmación que el verdugo solitario es un gatillero de Édgar Valdez Villarreal “La Barbi”, un ciudadano de Texas, EU, que era un mito o una leyenda ordenando y matando gente en los estados del norte, pero que ahora llegó a la entrada de la ciudad de México, donde tuvo incursión, porque los responsables de la balacera de Tlalpan, confesaron ser sicarios conocidos como “Los Pelones”, también al servicio del cártel de Sinaloa. [Fuente]

 

 


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: