México no debe ilusionarse mucho con Obama.

6 11 2008

La investigadora, Guadalupe González, señala que la llegada del demócrata generará aire fresco en la relación de los países, pero con la crisis es poco probable que haya cambios importantes y rápidos.

obama1La elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos puede ayudar en la lucha contra el narcotráfico en la frontera con México, pero el vecino latinoamericano no debe guardar muchas esperanzas de poder lograr un acuerdo migratorio para millones de ilegales.

Desde hace años, México pugna por una reforma que regularice la situación de inmigrantes que viven sin papeles en Estados Unidos y cuyas remesas son una de las principales fuentes de ingresos para el país después del petróleo.

Pero, al menos al comienzo de su mandato, Obama tendrá puesta toda su atención en la crisis financiera estadounidense, que desató una tormenta global, y no estará mirando demasiado al sur, de acuerdo con analistas.

“La llegada de Obama va a generar aire fresco en la relación con México, pero es poco probable que en una situación de crisis económica se puedan esperar cambios importantes y rápidos”, dijo Guadalupe González, investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

Obama, que venció al republicano John McCain en los comicios del martes gracias al apoyo de estados clave, respaldó como senador la construcción de una barda en la frontera para frenar a los inmigrantes ilegales, algo que despertó una catarata de críticas desde varios puntos de Latinoamérica.

Además apoyó el otorgamiento de mayores recursos a las fuerzas de seguridad en la frontera para detener la inmigración ilegal y prometió castigar a los empleadores que contraten indocumentados.

Sin embargo, se ha mostrado a favor de una reforma migratoria para ayudar a los trabajadores sin papeles.

Se calcula que 12 millones de inmigrantes ilegales viven en Estados Unidos, la mayoría de ellos mexicanos que han cruzado por la extensa frontera común de 3,200 kilómetros.

Pero, el balón se encuentra más del lado del Congreso que de la Presidencia estadounidense: pese a los exhortos del mandatario George W. Bush, en el Capitolio naufragó dos veces en los últimos años un proyecto de reforma migratoria que hubiera legalizado a los inmigrantes.

Incluso los legisladores decidieron aumentar la seguridad en la frontera para contener la inmigración ilegal. Desde entonces, Washington incrementó las redadas para detectar y deportar indocumentados por todo el país.

Control de armas

Los principales temas de la relación entre los dos países vecinos como migración, narcotráfico y comercio “no se modificarán tremendamente” con la llegada de Obama a la Casa Blanca, dijo el experto en relaciones internacionales de la Universidad Iberoamericana Erik Fernández.

Pero, en lo que hace a lucha contra el narcotráfico, el líder demócrata podría atender el insistente pedido de México de mayores controles en la frontera a la venta de armas, que fluyen hacia las manos de los narcotraficantes y alimentan la violencia de las bandas, que ha dejado 4,000 muertos este año.

Obama ha dicho que busca controlar la venta de armas en un intento por reducir el nivel de violencia en las calles estadounidenses.

“Los demócratas siempre han tenido una visión antiarmas y es posible esperar un mayor control en este sentido, así como también del lavado de dinero”, dijo Fernández.

Los narcotraficantes mexicanos introducen anualmente cientos de toneladas de drogas en Estados Unidos, el mayor consumidor de drogas ilegales del mundo.

Las bandas también lavan su dinero en tierra estadounidense y compran armas que muchas veces son más poderosas que las de las fuerzas de seguridad.

Estados Unidos es el principal socio comercial de México, pero a menudo las relaciones han subido de temperatura por maltratos a inmigrantes o porque ambos Gobiernos se acusan de falta de cooperación para combatir al narcotráfico.

Para el analista Sergio Aguayo, México debe hacer valer el influyente voto hispano, que fue clave para el triunfo de Obama sobre McCain, y defender los intereses de los mexicanos allí.

Sin embargo será necesario un arduo trabajo de la diplomacia mexicana para aprovechar el aire de renovación del nuevo gobierno y así avanzar hacia una reforma migratoria.

“En ese sentido el mensaje de cambio, de renovación de Barack Obama puede servirnos. Lo que no sé es si (el presidente) Felipe Calderón sea el mejor líder para aprovechar ese resquicio”, dijo sobre el conservador mandatario mexicano. [Fuente]

 


Acciones

Information

2 responses

6 11 2008
John McCain On Best Political Blogs » Blog Archive » México no debe ilusionarse mucho con Obama.

[…] México no debe ilusionarse mucho con Obama. La investigadora, Guadalupe González, señala que la llegada del demócrata generará aire fresco en la relación de los países, pero con la crisis es poco probable que haya cambios importantes y rápidos. La elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos puede ayudar en la lucha contra el narcotráfico en la frontera con México, pero el vecino latinoamericano no debe guardar muchas esperanzas de poder lograr un acuerdo migratorio para millones de ilegales. Desde hace años, México pugna por una reforma que regularice la situación de inmigrantes que viven sin papeles en Estados Unidos y cuyas remesas son una de las principales fuentes de ingresos para el país después del petróleo. Pero, al menos al comienzo de su mandato, Obama tendrá puesta toda su atención en la crisis financiera estadounidense, que desató una tormenta global, y no estará mirando demasiado al sur, de acuerdo con analistas. “La llegada de Obama va a generar aire fresco en la relación con México, pero es poco probable que en una situación de crisis económica se puedan esperar cambios importantes y rápidos”, dijo Guadalupe González, investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE). Obama, que venció al republicano John McCain en los comicios del martes gracias al […] […]

6 11 2008
Mexico » México no debe ilusionarse mucho con Obama.

[…] México no debe ilusionarse mucho con Obama.… pero con la crisis es poco probable que haya cambios importantes y rápidos. La elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos puede ayudar en la lucha contra el narcotráfico en la frontera con México, pero […] […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: