Chihuahua: la sociedad no aguanta.

20 11 2008

Si hay una zona de México que en las últimas semanas parece haberse transformado en el epicentro de la violencia generada por el narcotráfico, es el estado de Chihuahua, en el norte del país.

narcotrafico2En lo que va de año, han muerto más de 1.300 personas víctimas del crimen organizado, la mayoría de ellas en Ciudad Juárez, frontera y puerta de paso a Estados Unidos.

En marzo, el gobierno local y federal lanzaron la “Operación Conjunta Chihuahua”, en la que participan más de 3.000 elementos del Ejército, la Fuerza Aérea y policías federales.

Pero los resultados no parecen convencer a la población local.

La sociedad chihuahueña se está organizando para que el próximo sábado nadie salga de sus casas por la noche, en una especie de “toque de queda ciudadano”.

Piden mayor dedicación por parte de las autoridades mexicanas en la lucha contra el crimen organizado, que en las últimas semanas ha revelado nuevas -y preocupantes- facetas.

Amenazas y extorsiones

Ya no se trata sólo de ataques entre supuestos miembros de carteles de narcotráfico.

Desde la semana pasada, algunos maestros de escuelas primarias empezaron a recibir amenazas y extorsiones.

Hasta el momento, la Secretaría de Educación Pública de Chihuahua tiene tres reportes de escuelas que han sido amenazadas, tal y como informó a BBC Mundo Eva Trujillo, portavoz del organismo.

A cambio de no hacer daño a los estudiantes, desconocidos exigen a los profesores el 50% de sus aguinaldos (bonos navideños) y cuotas de 20 pesos mexicanos (US$ 1,5) por alumno.

En una de las escuelas, la exigencia de una cuota a cambio de protección de la violencia llegó en forma de “narcomanta”: un método utilizado por los narcotraficantes para comunicar sus mensajes, en la que la advertencia está escrita en una lona.

El gobierno no puede solo

El gobierno local está intentando calmar los temores de profesores, alumnos y maestros.

Se están reforzando las rondas de seguridad en las escuelas y el cuidado en el pago de aguinaldos a los maestros”, comentó Trujillo.

Pero las autoridades dejan en claro, también, que la lucha contra el narcotráfico necesita de la colaboración de los ciudadanos.

En este caso, el gobierno de Chihuahua pide la participación activa de los padres de los estudiantes en los comités de seguridad de cada escuela, particularmente a la entrada y salida de los alumnos.

Violencia a los medios

Otro frente de la violencia en Chihuahua son los medios de comunicación locales.

El jueves pasado fue asesinado, al salir de su casa, el reportero Armando Rodríguez, quien trabajaba en el Diario de Juárez.

La Procuraduría General de la República abrió una averiguación previa sobre el homicidio de Rodríguez, y la investigación será llevada a cabo por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas.

De esta forma, las autoridades quieren demostrar tienen el control de una situación que parece complicarse cada día.

Pero ellos mismos parecen admitir que una estrategia legal, policial y hasta militar no será suficiente para aliviar a una población que vive bajo amenaza.

El gobierno también ha intentado apelar a llamados más emocionales para involucrar a la sociedad civil.

Hace pocos días, el gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, pidió a los ciudadanos “no dejarse amedrentar y estar unidos”.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: