Otro rescate para EE.UU.

26 11 2008

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) inyectará US$800.000 millones en los mercados en un nuevo intento de atajar los efectos de la crisis financiera.

Henry Paulson

Henry Paulson

La FED anunció este martes que piensa utilizar US$600.000 millones para comprar activos hipotecarios con el objetivo de estimular el crédito.

 

Al mismo tiempo, el banco central estadounidense también reveló un plan de US$200.000 millones para reactivar el mercado de los créditos al consumo.

En los últimos meses, mientras la crisis crediticia se ha ido profundizado, los bancos y otras instituciones financieras han sido reacios a prestar dinero, lo que ha agudizado la ralentización de la economía.

Según el secretario del Tesoro, Henry Paulson, el objetivo del nuevo paquete de estímulo es poner más crédito a disposición de los consumidores.

“Estamos comprometidos a utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para preservar la fortaleza de las instituciones financieras y estabilizar los mercados, para minimizar el contagio al resto de la economía”, dijo Paulson.

Con este nuevo plan de rescate, que se suma al plan de US$700.000 millones aprobado en octubre por el Congreso de EE.UU., la Reserva Federal piensa comprar US$100.000 millones de la deuda de los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac.

El banco central también informó que adquirirá US$500.000 millones en activos hipotecarios (fondos de hipotecas que se juntan y son vendidos a inversores).

Caída del consumo

La FED también anunció que prestará US$200.000 a los portadores de títulos respaldados por diversos tipos de préstamos al consumo, como tarjetas de crédito o créditos a estudiantes.

Según el organismo estadounidense, con los US$600.000 destinados al mercado hipotecario se pretende reducir el coste de las hipotecas para la compra de vivienda y aumentar así su disponibilidad.

El analista de asuntos económicos de la BBC Andrew Walker señaló que la gravedad de los problemas por los que atraviesan los mercados del crédito ha quedado clara al conocerse este martes que la economía estadounidense se contrajo un 0,5% en el tercer trimestre del año, dos décimas más que la previsión inicial.

Según el Departamento de Comercio de EE.UU. esta caída -la peor en siete años- se debió al mayor descenso en el consumo en 28 años.

Además, este martes se supo que entre julio y septiembre el precio de la vivienda en EE.UU. cayó un 16,6% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Según el índice nacional de precios elaborado por Standard & Poor’s/Case-Shiller, los precios de las viviendas se encuentran en niveles no vistos desde 2004. [Fuente]

 


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: