Sarah Palin creía que África es un país.

7 11 2008

La ex candidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos por el Partido Republicano, Sarah Palin, ha demostrado que su ascenso político se debe más a una férrea voluntad de poder que a su formación intelectual.

Sarah Palin

Sarah Palin

Cuando aún resuena el festejo de los demócratas por la elección de Barack Obama como nuevo presidente de los Estados Unidos, la candidata a vicepresidenta de los republicanos, Sarah Palin, sigue dando que hablar, y no bien, precisamente. Esta mujer de 44 años no está vista como una persona con una gran formación intelectual.

 

 

De hecho, hay ciertas versiones que le endilgan haber confundido al continente africano con un país e incluso se han cuestionado sus insuficientes conocimientos para el puesto que pretendía ocupar. Estas dudas surgieron durante las numerosas entrevistas que concedió a lo largo de la campaña presidencial.

Ante varias preguntas del periodista Charlie Gibson quedó en evidencia que desconocía la “doctrina Bush” y otros puntos de su política exterior. Todo para ella, según parece, pasa por la religión. Así es como el proyecto de red de tubería para gas natural de 30 mil millones de dólares en Alaska fue “voluntad de Dios” y la guerra de Irak fue un “plan de Dios”.

Incluso Palin demostró desconocer que la Constitución estipula que supliría al presidente en caso que éste no pueda cumplir con sus funciones y sólo tiene derecho a voto en el Senado en caso de presentarse un empate. [Fuente]