Tras la crisis de las hipotecas en Estados Unidos, las miradas apuntan a las tarjetas de crédito

30 10 2008

En los mercados mundiales temen que la imposibilidad de los consumidores de cancelar estas deudas desate una nueva crisis en el sistema financiero.

 

La gigantescas turbulencias en los mercados financieros internacionales por el estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, que precipito la crisis de las hipotecas basura, desatan nuevos temores en los circuitos financieros internacionales. Es que ya se plantea con rigor el estallido de la burbuja creada por la enorme deuda de los titulares de tarjetas de crédito en Estados Unidos.

El mecanismo ha sido similar al de las hipotecas basura. Se entregaron todo tipo de tarjetas de crédito sin averiguar la situación financiera de los postulantes a los que se dejó endeudarse sin control. El resultado son millones de norteamericanos que no pueden pagar ahora las deudas que contrajeron utilizando las tarjetas de crédito, el famoso “dinero de plástico”. Hace ya más de un año que crece como una bola de nieve la cantidad de morosos que no pueden pagar.

Esta situación –que se ve reflejada en una nota publicada hoy por el diario The New York Times– se ha agravado porque ante el avance de la desocupación la cantidad de impagos aumenta con mucho mayor ímpetu. Hay incluso muchos morosos que no pudieron saldar las hipotecas basura y ahora tampoco pueden pagar sus deudas por el alegre uso de las tarjetas de crédito.

Como en el caso de las hipotecas, la enorme deuda por las tarjetas de crédito, que pagan altísimos intereses, también se convirtió en una cantidad de productos financieros de alto rendimiento. Son otra versión de los “productos tóxicos” que envenenaron al sistema financiero norteamericano, provocaron la peor crisis después de la depresión de 1929 y se transmitieron al conjunto del sistema financiero mundial.

¿Cómo afectara esta nueva crisis a las finanzas de Estados Unidos? ¿Cuántos productos tóxicos basados en las deudas por las tarjetas de crédito se han vendido a los codiciosos bancos europeos que habían comprado sin control los instrumentos financieros derivados de las hipotecas basura? [Fuente]





Nuevo recorte de los tipos de interés.

30 10 2008

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) recortó los tipos de interés en medio punto hasta el 1%, su nivel más bajo en cinco años.

El recorte en 0,5 puntos porcentuales busca incentivar los préstamos entre los bancos en plena crisis de confianza.

Durante la jornada, los mercados internacionales estuvieron esperando el anuncio, por lo cual las acciones subieron en muchos de ellos.

Analistas estiman que el Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo y el Banco de Japón harán lo mismo la semana próxima.

A la espera de la decisión de la Fed, la Bolsa de Nueva York abrió con un descenso del 0,18% en el índice Dow Jones de Industriales, al contrario del cierre al alza en Asia y Europa.

En Japón, el índice Nikkei cerró con un alza de más de 7% a pesar de que la compañía Sony registró grandes pérdidas.

En el Reino Unido, el FTSE 100 subió más del 8%, al igual que la bolsa de París.

En Alemania, el Dax de Francfort cayó 7,5% después de un alza importante el miércoles, que muchos atribuyen al hecho de que Porsche asumió el control de Volkswagen.

“Moderado”

El recorte de la Fed confirma, según analistas de la BBC, que la inflación no es vista ya como una amenaza para la economía estadounidense.

A principios de mes la Fed recortó los tipos de interés del 2% al 1,5% en una medida de emergencia coordinada con otros cinco bancos centrales.

Un comunicado de la Fed dice que “las recientes medidas, incluyendo la rebaja de tipos de hoy, las rebajas coordinadas de los bancos centrales, las medidas extraordinarias de liquidez y las operaciones para apuntalar el sistema financiero deberán ayudar a aumentar las condiciones crediticias”.

Además se espera que contribuyan a “promover el retorno a un crecimiento económico moderado”.

Ahora los observadores se mantienen pendientes del comportamiento de los valores en el mercado estadounidense y la repercusión que tendrá en la próxima jornada de operaciones alrededor del mundo.

La víspera el Dow Jones cerró con un incremento de 10,88%.

Esto empujó el miércoles al Nikkei en Japón -que subió 7,7%- y además se vio estimulado por un posible recorte de intereses en Tokio.

Si bien las acciones se han recuperado en los últimos días, se mantienen considerablemente más bajas en relación con septiembre.

En las últimas horas, se anunció en Estados Unidos que los pedidos de bienes a las fábricas subieron el 0,8% en septiembre. Los expertos pronosticaban una caída del 1%. [Fuente]





El ABC del ‘crack’ bursátil

29 10 2008

AFP

Foto: AFP

El ‘crack’ bursátil, un concepto que ha reaparecido en los mercados estos días, es una bajada súbita y precipitada de las acciones que afecta a una plaza financiera o a varias de ellas.

 

Una de sus principales características es el efecto de pánico que hace que todos los inversores quieran vender al mismo tiempo, creando así una espiral infernal.

No hay una definición económica precisa de ‘crack’, pero en la práctica esta expresión se aplica a una baja de las cotizaciones de más del 20% en unos días.

Las fuertes caídas observadas en los mercados estos últimos días se acercan a este nivel, alimentando las comparaciones con los precedentes históricos de 1929 y 1987.

Pero estos dos eventos fueron muy diferentes. La actividad se recuperó rápidamente tras el ‘crack’ de octubre de 1987, mientras la ‘gran depresión’ de 1929 se tradujo en varios años de recesión económica, desempleo y miseria, que desembocaron en la Segunda Guerra Mundial.

El desplome de los mercados bursátiles en octubre de 1929 tuvo lugar tras la explosión de una burbuja especulativa que llevó a millones de estadounidenses a comprar acciones a través de fondos de inversión, los ‘trust funds’, que se hundieron unos tras otros.

El lunes 28 de octubre de 1929, el índice Dow Jones de la Bolsa de Nueva York se desplomaba un 13%, con una nueva caída de 12% al día siguiente (‘el martes negro’). A fines de noviembre, había perdido la mitad de su valor y siguió cayendo en los meses siguientes.

A mediados de 1932 había perdido cerca del 90% en relación a sus niveles anteriores al ‘crack’ y hasta 1954 no logró superarlo nuevamente.

Después del fin de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, la economía internacional volvió a encontrar el camino de un crecimiento sostenible, hasta el hipo de los años ’70 y el nuevo ‘crack’ de 1987.

Ese año, otra vez en un lunes de octubre, el 19, el índice Dow Jones de Wall Street se hundió un 23% en una sola sesión, la mayor registrada en esta Bolsa en toda su historia. La mayoría de los mercados mundiales siguieron sus pasos.

Pero este ‘crack’, agravado por problemas de tratamientos informáticos de los pedidos, no se reprodujo en el tiempo. Los índices rebotaron rápidamente y dos años más tarde el Dow Jones recuperaba sus niveles anteriores al derrumbe.

Más recientemente, las Bolsas mundiales atravesaron momentos difíciles en 1997 durante la crisis asiática, en 1998 durante el hundimiento del fondo especulativo LTCM tras los pasos de la crisis rusa, en 2000 durante la explosión de la burbuja internet y en 2001 tras los ataques terroristas en Estados Unidos, pero sin que estas caídas se prolongaran en el tiempo. [Fuente]

 





Lo más agudo de la recesión está por venir: Invex

28 10 2008

El grupo financiero consideró que los inversionistas ven menos atractivos a los países emergentes, ya que cuentan con menos recursos y menor solidez para enfrentar la crisis mundial.

Las bajas que ha registrado la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no parecen encontrar piso, pues los reportes financieros de las empresas al tercer trimestre son bastante “más malos” de lo esperado, aseguró Invex Grupo Financiero.

Lo más agudo de la recesión está apenas por suceder, y no hay una perspectiva de recuperación en las ganancias de las empresas, señal indispensable para asumir que habría un repunte relevante, consideró en su reporte económico.

Recordó que durante la sesión del viernes, el mercado respetó los 16 mil 400 puntos (soporte que coincide con el mínimo de 2006), por lo que sería el nivel a vigilar en las siguientes sesiones.

“Si bien es probable que el Indice de Precios y Cotizaciones (IPC) presente una corrección al movimiento de baja, consideramos poco factible que el avance se extienda más allá de los 18 mil puntos”.

Al tranquilizarse los problemas en el flujo de créditos interbancarios, agregó, los inversionistas han volteado a ver el desempeño de las economías y de las empresas “y se han encontrado con un panorama no sólo muy dañado, sino muy preocupante en el futuro cercano”.

Así, aparentemente resuelto el problema de liquidez, la aversión al riesgo sigue bastante presente y creciendo, debido a la escasa, si no es que nula, disposición de los inversionistas en el orden global a tomar posiciones de riesgo.

A esta situación se suma el fuerte deterioro de muchas empresas, ante la depreciación del dólar, y varias emisoras han tenido que reconocer importantes pérdidas en sus resultados, lo cual arroja una situación de mayor debilidad.

Para Invex, los capitales consideran ahora que los países emergentes son menos atractivos para invertir ya que cuentan con menos recursos y una menor solidez para enfrentar la crisis mundial. [Fuente]





Castración química.

26 10 2008

La economía mundial tiene una solución. Drástica, pero solución: la castración química. A grandes males, grandes remedios. Bueno, también valdría la castración a lo bruto, pero somos civilizados, ¿no?

Paul Wolfowitz.

Paul Wolfowitz.

Vayamos por partes. ¿A quién corresponde ‘evitar las crisis en los sistemas monetarios, alentando a los países a adoptar medidas de política económica bien fundadas y asesorando a los bancos centrales’?

Al Fondo Monetario Internacional. ¿A quién corresponde ‘reducir la pobreza en el mundo’? Al Banco Mundial. ¿Cómo está la economía? Mal. ¿Cómo está la pobreza? Aumentando a toda leche. Vale, pues ya sabemos que el Fondo Monetario y el Banco Mundial han funcionado de pena.

 

 

Ahora miremos las causas profundas del fracaso, que he investigado a fondo.

El 1 de junio de 2005, mientras los bancos empezaban a chutarse hipotecas subprime y otras basurillas financieras, Bush colocó en la presidencia del Banco Mundial a su amigo Paul Wolfowitz, el organizador de la invasión de Irak. Wolfowitz, además de ser un tipo de cuidado, tenía un problemilla: su novia, Shaha Ali Riza, una señora tunecina educada en Arabia Saudí, trabajaba justamente en el Banco Mundial. El personal de la oficina (12.000 personas en el edificio de Washington) estaba al corriente de la movida, y pasó lo que pasa en estos casos: que el jefe trabaja poco porque se entretiene con la empleada, y que los otros trabajan poco porque se dedican a hablar de que el jefe se entretiene con la empleada.

Cuando el cotilleo se salió de madre, alguien le dijo a Wolfowitz que más le valía colocar a la novia en otro sitio. Entonces la enchufó en el Departamento de Estado, en la misma oficina donde estaba la hija del vicepresidente Dick Cheney (otra enchufada), con un sueldo mejorado: la señora Riza, que hasta entonces cobraba 132.660 dólares libres de impuestos, pasó a cobrar 193.590, también libres de impuestos, y con un aumento anual automático del 8%. Es lo que tiene el amor. Pero claro, con eso aumentaron los cotilleos, los periódicos lo contaron, se montó una escandalera y a mediados de 2007, justo cuando comenzaba a reventar la crisis de las subprime, Wolfowitz tuvo que dimitir, después resistirse todo lo que pudo y pronunciar una frase inmortal: “Si me joden a mí o a Shaha, yo voy a joderlos a ellos”. El sistema financiero empezó a irse a hacer puñetas, y el Banco Mundial se quedó descabezado.

¿Qué pasaba mientras tanto en el Fondo Monetario Internacional? Ahí estaba como director gerente, desde 2004, Rodrigo Rato, que acababa de separarse y se había ido a Washington con su nueva novia. No la colocó en el Fondo ni nada de eso, pero el hombre, imagino, disfrutaría algo así como una segunda juventud, y en la segunda juventud lo que menos apetece es quedarse en el despacho. Fuera por lo que fuera, a finales de 2007, con el carajal bancario ya montado, Rato dijo que se largaba ‘por motivos personales‘ y se volvió a España.

Había que buscar a un sustituto, y Sarkozy lo encontró: Dominique Strauss-Kahn, felizmente casado, en terceras nupcias, con la bella Anne Sinclair, presentadora de televisión. Supongo que pensarían que un señor que ya se ha casado tres veces y vive con una señora muy guapa, puede resistir mejor que otros algunas tentaciones. Pero qué va. Lo primero que hizo Strauss-Kahn al instalarse como gran jefazo del Fondo Monetario fue liarse con una empleada, la economista de origen húngaro Piroska Nagy. La señora Nagy, además de ser rubia y guapa, es esposa del ex presidente del Banco Central de Argentina. ¿Qué pasó cuando se descubrió el pastel? Pues que Strauss-Kahn colocó a la señora Nagy en el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo. Ahora mismo se están investigando las mejoras salariales obtenidas por la economista

. En resumen, que mientras la economía mundial se va al garete, el director gerente del Fondo Monetario no puede ocuparse del tema porque está liado con su lío, y el resto de la oficina ya tiene bastante con cotillear. [Fuente]