Detenido en Francia ‘Txeroki’, el máximo responsable de los ‘comandos’ de ETA

19 11 2008

a Mikel Garikoitz Aspiazu Rubina, alias Txeroki

a Mikel Garikoitz Aspiazu Rubina, alias Txeroki

Agentes de la policía francesa y de la Guardia Civil han detenido esta madrugada en el sur de Francia a Mikel Garikoitz Aspiazu Rubina, alias Txeroki, considerado jefe del aparato militar de ETA, según anunció la ministra del Interior del país vecino, Michelle Alliot-Marie.

 

 

Txeroki ha sido arrestado junto con una mujer, cuya identidad aún se desconoce pero que podría ser Leire López Zurutuza (nacida en Beasain en abril de 1977, huida a Francia y una de las terroristas de ETA más buscadas), cerca de la estación de esquí de Cauterets, próxima a la localidad pirenaica de Lourdes. Ambos iban armados.

En el registro de su casa han sido incautadas varias armas, dos ordenadores y documentos falsos. 

Máximo responsable

El máximo responsable de los comandos de ETA nació en Bilbao el 6 de julio de 1973 y, tras destacar por su violencia en la kale borroka, los investigadores le atribuyen el asesinato del magistrado José María Lidón en noviembre de 2001.

Se le considera el máximo responsable de ETA tras la detención en 2004 de Mikel Antxa y de Soledad Iparaguirre, alias Anboto.

A principios de este mes, el ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reveló que dos etarras detenidos del comando Nafarroa habían declarado ante el juez que Aspiazu les había confesado ser quien disparó en Capbreton (Francia) el 1 de diciembre de 2007 contra los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Centeno.

“Excelente colaboración”

Michele Alliot-Marie destacó que la detención de Aspiazu Rubina “ilustra una vez más la excelente colaboración entre Francia y España en la lucha contra el terrorismo vasco”.

La ministra francesa añadió que “esta detención demuestra el compromiso decidido de los servicios de policía y de gendarmería franceses en la lucha contra cualquier tipo de terrorismo”.

¿Qué ha permitido detener a ‘Txeroki’ y quién le sustituirá en los comandos de ETA?

 

En la captura del jefe de los comandos militares de ETA durante la mañana de este lunes en Francia han intervenido dos factores decisivos, según los investigadores. La primera de ellas, el seguimiento de dos cuentas de correo electrónico que han estrechado el cerco sobre el etarra.

Además, el amplio dispositivo de seguridad desplegado, formado por agentes del Grupo de Apoyo Operativo (GAO), ha permitido impedir la huida tanto a Txeroki, quien mandaba en el sector “más duro” de ETA, según las fuentes antiterrorista, como a su compañera.

En dicho dispositivo han parcipado compañeros de los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Centeno, asesinados en Capbreton en diciembre del año pasado, supuestamente a manos del propio detenido.

El sustituto de ‘Txeroki’

 

Aspiazu tenía en estos momentos a su lado en la banda al que consideraban hasta este lunes ‘número dos’ de la organización terrorista, Aitzol Iriondo, quien podría haber escalado un “puesto” tras su caída.

Algunas fuentes apuntan a que Iriondo estuvo implicado también en el atentado que costó la vida a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero, cuando los agentes participaban en una misión de vigilancia contra ETA, el pasado 1 de diciembre.

A partir de 2004, cuando se hizo cargo de la “jefatura” de los “comandos”, Txeroki era el objetivo prioritario para el centenar de guardias civiles que desarrollan su actividad en suelo francés

Los cargos contra el etarra

El jefe militar de ETA Garikoitz Aspiazu, Txeroki, tiene 22 causas pendientes, como autor material o como inductor, en los seis juzgados centrales de instrucción de la Audiencia Nacional que llevan aparejada la prisión provisional y la correspondiente orden europea de detención y entrega (OED), por lo que la Fiscalía está estudiando con Francia si puede ser entregado de forma temporal a España para ser juzgado por todas estas causas.

Los procedimientos que tiene abiertos a partir de 2004 son por inducir a la comisión de atentados como jefe de los comandos de ETA porque, según fuentes de la investigación, “es razonable pensar que todos los atentados” tras la ruptura de la tregua “han sido ordenados por él”. [Fuente]

 





“New York Times” revela ataques secretos de EU contra Al Qaeda

10 11 2008

Las Fuerzas Armadas norteamericanas recibieron una amplia orden firmada en 2004 por el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, con la aprobación del presidente George W. Bush.

AP

Foto: AP

Las fuerzas especiales estadounidenses han llevado a cabo desde 2004 decenas de operaciones secretas contra Al Qaeda y otros grupos islamistas en Pakistán, Siria y más países, informó el diario “The New York Times” en su página web.

 

 

Citando a fuentes del gobierno que no identificó, el periódico indicó que, para poder realizar esas acciones, las Fuerzas Armadas norteamericanas recibieron una amplia orden firmada en 2004 por el secretario de Defensa Donald Rumsfeld, con la aprobación del presidente George W. Bush.

El documento daba permiso para atacar a Al Qaeda y otros blancos hostiles en cualquier parte del mundo, incluyendo países que no estuvieran en guerra con Estados Unidos, indicó el Times.

Así, un equipo de la marina atacó un centro islamista en la región de Bajaur en Pakistán, en 2006, indicó el diario, citando a un ex funcionario de la CIA.

Los jefes militares pudieron observar todo el ataque “en vivo” en la sede de la CIA en Virginia, a través de una cámara de video instalada en un avión Predator, agregó el diario.

Otra ofensiva fue llevada a cabo por fuerzas especiales en Siria el 26 de octubre pasado, en cooperación con la CIA, según el “New York Times”.

El diario no proporcionó más información sobre otros blancos, pero aclaró que, según sus fuentes, ninguno estaba dentro de Irán.

al-queda2De todos modos, según el “Times, Washington sí llevó a cabo misiones de reconocimiento en Irán.

Antes de recibir la orden ejecutiva en 2004, el Pentágono necesitaba una aprobación especial para cada una de sus misiones.

Según el diario, el documento de 2004 identifica entre 15 y 20 países, incluyendo a Siria, Pakistán, Yemen, Arabia Saudita y otros países del Golfo Pérsico, en los que Al Qaeda tendría bases operativas o se estaría refugiando. [Fuente]