Hipotecas “subprimes” una explicación.

7 10 2008

Las hipotecas subprime -también llamadas hipotecas basura– se han convertido en un tema de actualidad y se les culpa del aumento del desempleo, de la desaceleración económica, de las quiebras bancarias y de la crisis. Pero… ¿qué son las tan manidas hipotecas subprime?

En la última década se vivió en los EE.UU. un ciclo económico muy favorable de gran crecimiento con grandes beneficios, por lo que los bancos estadounidenses tuvieron un excedente de efectivo. La Reserva Federal bajó la tasa de interés hasta niveles históricos favoreciendo la inversión y abaratando los créditos, lo que impulsó el sector de la construcción y el inmobiliario, pues los crecientes precios de la vivienda atraían capital y el más bajo coste de los créditos favorecía la compra de vivienda por parte de los particulates.

Las entidades financieras comenzaron a colocar su exceso de liquidez otorgando créditos hipotecarios a muy largo plazo y a muy bajo costo, pues la garantía del crédito (la propia vivienda) tenía un valor mayor cuanto más tiempo pasaba. Dentro de ese ciclo de bonanza económica y de esa espiral de aumento constante del valor de la garantía, las entidades financieras redujeron su rigor en los requisitos necesarios para la concesión de la hipoteca y empezaron a prestar dinero a clientes que no tenían la solvencia adecuada. Total, si no se pagaba la hipoteca, el embargo permitía recuperar la deuda.

Pero esta forma de actuar fue un error. Las condiciones cambiaron: la demanda de viviendas decreció y con ella los precios de las mismas. Y el sector de la construcción perdió atractivo para los inversores, por lo que el paro en el sector aumentó. También aumentó el precio del dinero en una espiral alcista, haciendo que la carga económica que suponían las hipotecas en las apretadas economías familiares aumentara sobremanera. Tanto que muchas familias no pudieron pagar sus cuotas.

De manera que ni embargando la vivienda se podía recuperar el dinero prestado, pues la vivienda ya tenía un valor menor que el del crédito. Pero no fue una hipoteca la que falló, sino muchísimas, pues muchísimas fueron la hipotecas subprime o de alto riesgo las concedidas. De manera que cada fallido suponía grandes pérdidas para la entidad. Muchas han quebrado y otras han sido adquiridas a precio de saldo por entidades más saneadas que han asumido su pérdidas. Incluso la Reserva Federal -en una decisión histórica y sin precedentes- acude al rescate de su sistema financiero con una cantitad estimada en cientos de miles de millones de dólares, con los que adquirir la “deuda mala” y atajar el problema de raiz.

Problema, por otro lado, creado agravado por un total liberalismo económico y la inexistencia de mecanismos de control de ningún tipo que frenaran la burbuja inmobiliaria.

Capitales de todo el mundo fueron atraídos con la promesa de grandes beneficios, y así fue hasta que el problema estalló. A partir de ese momento sus posiciones en bolsa y otras inversiones se vieron comprometidas y su valor disminuyó produciendo grandes pérdidas. Los bancos centrales europeos aumentaron también sus tipos de interés, encareciendo los créditos y afectando a la inversión. La crisis inmobiliaria alcanzó así a otros mercados europeos. Las entidades crediticias aumentaron sus recelos y restringieron sus hipotecas. La venta de viviendas continuó cayendo y el desempleo aumentando.

Y así estamos… [Fuente]


Acciones

Information

4 responses

7 10 2008
Hipotecas

Un grave error que cometieron los banqueros y sin embargo somos nosotros los que estamos pagando sus errores o su avaricia

8 10 2008
Crack 2008 ¿Qué está pasando? « Garito Comunicacion

[…] en un principio que la desconfianza de su banco de toda la vida tiene que ver con la concesión de hipotecas subprimes, en EEUU, a personas con un mal historial de morosidad y con pocos ingresos, aunque, al final, lo […]

30 10 2008
Tras la crisis de las hipotecas en Estados Unidos, las miradas apuntan a las tarjetas de crédito « Garito Comunicacion

[…] por el estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, que precipito la crisis de las hipotecas basura, desatan nuevos temores en los circuitos financieros internacionales. Es que ya se plantea con […]

3 11 2008
Rafael del Barco Carreras

HIPOTECAS NINJA ESPAÑOLAS
y el posterior oscuro reparto.

Rafael del Barco Carreras

Si el profesor Leopoldo Abadía, a propósito para culpar a los americanos, nos ha contado el cuento del negro de Utha o Ilinois visitado para convencerle y firmar una hipoteca basura, o sea, recibir más de lo que vale la propiedad que comprará, aquí el cuento tiene otros protagonistas. El mundo financiero inmobiliario a través de decenas de miles de chiringuitos con anuncios de venta de viviendas (se han cerrado unos 40.000), y la intima relación de banqueros-cajeros e inmobiliarios-constructores con empresas conjuntas y créditos que atraerían a cualquier fiscal americano, han distorsionado tanto la realidad que es difícil dar con el negrito y el agente. En el vértice, un oligopolio o cártel, con el Banco de España presidiendo la mesa, manejado por unas seis personas dictando precios y concesiones. Aquí nadie ha quebrado, como orgulloso clama el Presidente Zapatero. O quebramos todos o nadie, porque simplemente se derrumbaría el andamiaje. Una inmensa corrupción ha colocado al borde del precipicio no solo al Sistema Financiero Español sino hasta al Europeo. Los representantes del tétrico sainete, tirando la toalla, amenazaron con un descalabro a lo Corralito Argentino, consiguiendo que primero el Estado avalara para obtener más dinero y, no bastando, convencieron a la Eurozona, Francia y Alemania, que poco menos todas las máquinas de imprimir billetes se centraran en Madrid. Pero por el momento, ni se encuentra al negrito responsable, ni menos nadie sabe que criterios se siguen para repartir los 100.000 millones de euros iniciales en billetes nuevos, olvidados otros 50.000 en avales, cifras citadas por el aparato propagandista televisivo. Además no se pondrá ante el escarnio público al banquero o cajero, sobretodo cajero (en las cajas y caixas todos son “políticos”), que pida ese dinero. Oscuridad absoluta, y cuanto peor esté la institución, más dinero. Y con la complicidad de la llamada Oposición, por controlar sus miembros varias cajas y bancos. Esta semana se detiene a dos alcaldes y su corte en pueblecitos de Valencia. No son el negro ni su agente, son la base de la gran burbuja española. Y al igual que en las cajas y bancos, hay miles de ayuntamientos regidos por la Oposición, ahora el PP, y donde los más decentes únicamente se han aumentado el sueldo a cargo del boom de los terrenos recalificados y pisos construidos. ¿Transparencia? Con Franco o sin, jamás la hubo, ¡faltaría más!, nunca el Pueblo supo o sabrá los retorcidos caminos del reparto del dinero que sale de las máquinas de imprimir. El tema no es nuevo, viene de la eterna dictadura española, ver los videos;

o http://www.lagrancorrupcion.com

Los seis o siete del cártel, y sus séquitos, tranquilos. Felices, una vez solucionada la posible estampida. Los bancos y cajas son un negocio tan sui generis que aun en la más pura de las quiebras técnicas, si día a día entra un euro más de los que salen, todo perfecto, venga de donde venga ese euro. Si los cajeros y ventanillas sueltan billetes la población se olvida del rumor y susto generado por la Tele. La gravedad se diluye, pero queda el paro, las quiebras, los precios, y a pesar de una bajada del 50% del petróleo, al que sumado el negro atribuyeron todos los males, y a cuenta subieron gas, electricidad y combustibles, ahora los precios en general no bajan, suben más. Los bancos no prestan dinero, y nadie habla de gangas en un sector quebrado, más allá del desgraciado que pretende vender su piso hipotecado, y que perderá la parte pagada de la hipoteca a beneficio de bancos y cajas. Billetes e inflación, subida de precios y sus impuestos, solución de toda crisis.

Y es que el negro de Utha o Ilinois, en España no existe, repetían hace un año todos los medios de comunicación. Aquí no hay HIPOTECAS BASURA, no las hay, todo es una basura. Los casi 4 MILLONES de viviendas construidas desde el 2003 (en un mercado que a mitad de precio máxime absorbería unas 200.000 al año y donde un millón no encuentra ni negros firmones) a un promedio de 30.000.000 de pesetas soportan unos 20.000.000 por unidad en precio BASURA. El Sistema ha volcado en ese “negocio” más del 60% de todas sus posibilidades, el dinero ahorrado por los españoles y centenares de miles de millones de euros prestados por el exterior (prioridad Europa). Y no han construido más porque como al ratón de la fábula les han robado el queso, la ilimitada financiación.

Readaptando el cuento, el negro y su agente de finanzas se convierten en España en una unidad que con un terreno recién recalificado o a punto (en ese caso en el negocio entra un político local) se abre una hipoteca y sobre esa financiación se basará la futura construcción con precios y certificaciones de obras bendecidos por empresas propias de TASACIÓN. Repito, al constructor su banco o caja le abonarán la certificación de obra, y sumada a la hipoteca o crédito inicial sobre el terreno formará el precio del edificio, hasta un 50% para cada parte del proceso. Y remate de incongruencias, se venderá a insolventes hasta a treinta años plazo, y si no se vende, da igual, la CAJA O BANCO ya han financiado el proceso, y la vivienda ¡pues para ellos!, el Sistema. Negocio redondo. En este proceso, nadie, de su bolsillo, pone un duro, ni siquiera riesgo personal, la “venta”, gran interrogante de todo negocio, está anticipadamente asegurada. Todo dinero institucional.

En uno de mis escritos cifraba el dinero real, de la basura, salido de cajas y bancos en 25 BILLONES DE LAS ANTIGUAS PESETAS, toda la liquidez necesaria de TODO EL SISTEMA. Muy prudente, pues el periódico digital EL CONFIDENCIAL, 27-10-08, en bien detallado informe técnico de un arquitecto, lo aumenta a 50 BILLONES, 300.000 millones de euros. ¿Dónde están? Añade que España supera en mucho el boom americano, 9 viviendas por 1000 habitantes frente a 22 en el mismo periodo, con renta duplicando la española. Peor comparación con Europa.

El profesor se deleita en su artículo en hipotéticas transferencias entre caixas y su supuesto Banco de Ilinois o sus fondos de inversión “trust”, cuando precisamente las pequeñas cajas de ahorros catalanas (la supuesta de San Quirico) están enredadas en colocaciones de su basura o “titulaciones” a Europa, y si en la Caixa de Cataluña se encuentran unas docenas de millones de euros del Lehman Brothers se debe a la avaricia de las excesivas comisiones. Una migaja en comparación a la última cara colocación de 1.700 millones de euros, anunciada por Narcís Serra, uno de sus éxitos antes de la masiva inyección directa de la máquina de imprimir por concesión de la salvadora reunión de París. Y por si en el resto de España, el PSOE y el PP, gozaban del gran queso, aquí se añadían los Convergentes de Pujol o Más, y hasta independentistas o independientes en el País Vasco o Galicia. Con razón todos a una, menos los comunistas, piden “prudencia”, oscurantismo.

Ya ni me llama la atención que ese artículo del Confidencial no tenga más repercusión que la lectura de algún recalcitrante o “antisistema”, al tiempo que el del negro y el Banco de Ilinois se pasea por Internet, la Tele (todas), periódicos y la FAMA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: